Cómo diferenciar la artritis y la artrosis

Es muy habitual oír hablar de la artrosis y la artritis como si fueran lo mismo, pero no es así. A pesar de que ambas son enfermedades reumáticas crónicas y degenerativas, éstas tienen un origen distinto y, por lo tanto, se deben tratar con particularidad. En este post vamos a ver qué diferencias existen entre ellas.

La artrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa, inflamatoria, crónica, que afecta a las articulaciones.

Diagnóstico

Existen algunas pruebas que ayudan al especialista a completar el estudio. Mediante una radiografía el médico puede distinguir los osteofitos, el pinzamiento del cartílago, las geodas subcondrales y la disminución asimétrica del espacio articular, síntomas claros de la artrosis.

Otras pruebas que se pueden utilizar en casos excepcionales son la TAC y la resonancia magnética cuando el médico albergue dudas sobre el origen del proceso o esté estudiando de forma complementaria otros problemas.

Por último, la ecografía de alta resolución se ha incorporado como una herramienta diagnóstica muy eficaz porque revela las partes blandas que rodean la articulación, así como la existencia de inflamación o lesión en alguna de ellas y distinguir si el perfil del hueso se está alterando.

Síntomas

Los síntomas de la artrosis son muy diversos y evolucionan en el tiempo progresivamente:

  • Dolor articular relacionado con los movimientos
  • Limitación de movimientos
  • Crujidos
  • Rigidez matutina (menor de 1 hora)
  • Ocasionalmente, derrame articular, mecánico o no inflamatorio
  • Posibles deformidades en las articulaciones, algunas características como las localizadas en la articulación distal de los dedos.

La artritis

La artritis puede afectar a personas de cualquier edad, incluso a niños (artritis juvenil). Se manifiesta mediante dolor y rigidez en el cuerpo y puede producir problemas para moverse.

Síntomas

Algunos síntomas de la artritis son:

  • Dolor continuo, incluso en reposo
  • Rigidez articular de predominio matutino prolongada (más de 1 hora)
  • Posible hinchazón, con derrame sinovial inflamatorio
  • Dificultades para mover alguna articulación
  • Otros síntomas que varían según los distintos tipos de artritis, que pueden aparecer en la piel o en órganos.

La ecografía de alta resolución se ha incorporado como una herramienta diagnóstica muy eficaz porque revela las partes blandas que rodean la articulación, así como la existencia de inflamación o lesión en alguna de ellas y distinguir si el perfil del hueso se está alterando.

Dra. Carmen Canga
Deja un comentario